Páginas vistas en total

sábado, 23 de abril de 2011

Una ruta hacia la conciencia feminista: La poesía de Gioconda Belli (Última Entrega)

Sofía Kearns. Furman University

Apogeo, publicado en 1998, once años después de La costilla de Eva, se diferencia de los poemarios anteriores desde su mismo propósito, que es celebrar la etapa madura de la vida de las mujeres. Por lo tanto, se concentra en lo femenino, identificándose la voz con otras mujeres como grupo social en sí. Temas antes fundamentales como la política nicaragüense y la identificación mujer-patria desaparecen casi por completo. (6) Nicaragua es presentada solamente en un par de poemas y a través de una óptica diferente, la de la profunda nostalgia. Y el amor, antes exaltado y metáfora multivalente que representara la unidad popular contra el tirano, aparece trasformado en un sentimiento "reposado" y "profundo" (53) entre la pareja. (7)

Dentro de estos poemas de madurez, el cuestionamiento del concepto "Mujer" es fuerte y a menudo se da a través de un tono irónico y humorístico, no conocido en la poesía anterior de Belli, y contestatario de ciertas cosas: de la cultura de la juventud que rechaza a las mujeres menopáusicas, --como en "Sabor de Vendimia" y "Menopausia"--; y contestatario de poemas masculinos que tratan cuestiones de amor y de lo femenino, como "Receta de Varón", "Ideal del eterno masculino" y "Nueva teoría sobre el Big Bang." Así por ejemplo, el poema "Ideal del eterno masculino: Machus erectus ad eternum," desenmascara lo absurdo del ideal femenino. Para probar este absurdo, recurre a la parodia textual humorística mediante la descripción de un supuesto ideal masculino, que, al igual que el femenino, es un imposible. En otras palabras, la voz femenina responde al patriarcado con una dosis de su propia medicina. El poema se lee como una letanía de condiciones que el hombre debe cumplir para satisfacer ese ideal. La burla al falocentrismo, en especial al consabido machismo hispano, es patente por la obsesión fálica notoria en el poema, desde su mismo título:

Que de tanto mirar y buscar el "Eterno Femenino"
no se le desgaje la piel debajo de los ojos,
dándole aspecto de viejo libidinoso,
espiando a Susana en su baño solitario
Sobre todo, que su totem majestuoso,
no empiece a padecer súbitamente de pereza
y se niegue a obedecer la mente,
rehusándose erguirse cuando se le comanda,
o venciéndose demasiado pronto
cuando aún la gozosa intemporal
no ha llegado siquiera al medio del camino.
En fin, que recio de carnes, viril y erecto,
mantenga siempre la pose del discóbolo desnudo
aprestándose para el lanzamiento:
la fría, irreal y eterna belleza
de las estatuas.
Apogeo 101-2

El ideal tradicional femenino, o lo que se ha llamado el concepto "Mujer," queda desenmascarado aquí, y la posición igualitaria de la entidad femenina con respecto a la masculina se corrobora por el tono de crítica jocosa en su contestación al patriarcado.

El desafío al patriarcado que se aprecia en Apogeo se hace especialmente notorio en la aproximación al tema de Eros. Elena Grau-Lleveria encuentra una nueva conciencia socio-erótica que "…hace a este texto más político en cuanto a su posición feminista …[Aquí] no es sólo la relación sexual con el "otro," es el placer que le despierta el sentir su propio cuerpo, el sentirse completa y poderosa en sí misma sin necesidad del "otro." Además, ella es "trasmisora de la historia… del conocimiento de la capacidad erótica del cuerpo de la mujer." (65) En efecto, la hablante de Apogeo se da licencia total para disfrutar el placer sexual y desecha la culpa que éste antes le causara. Claramente se rebela ante el modelo "Mujer" que la condenara antes por el goce. Poemas como "Mujer Irredenta," "No me arrepiento de nada," "La mujer se encuentra a sí misma" y "Declaración narcisista" son celebraciones de su poder erótico, esa "fuente interior," a la que se refiere en "La mujer se encuentra a sí misma":

El cuerpo no reclama
caricias.
Se acomoda en la fuente interior.
Las ciudades, los parques,
las avenidas sombreadas del recuerdo
o la imaginación.
Por allá alguien toca una música melancólica,
alborotando el placer de viejos estremecimientos.
La presencia del corazón, los pulmones, el hígado, las piernas
procura una cierta mansa felicidad.
¡Cuantos años para esto!
Cuánto tiempo buscando
lo que estaba tan cerca. (38)

El tema de la labor de escribir también le sirve a la poeta para desafiar el poder patriarcal dentro de Apogeo. La voz se sitúa en "su cuarto propio," al estilo de Virginia Woolf, desde donde habla, se mira, se encuentra a sí misma, escribe, y también donde encuentra y valora la tradición literaria femenina y el tiempo solitario y necesario para escribir. Su labor de escritora es un elemento más que la hace consciente de su igualdad (o la falta de la misma) con los hombres. "Culpas obsoletas" expone este tema así:

¿Cómo será, me pregunto,
no sentir incesantemente
que uno debería ocupar varios espacios al mismo tiempo?
No pensar, mientras se tumba uno con un libro,
que se debería estar haciendo otra cosa.
Asumir, como hacen los hombres,
la importancia del tiempo
que dedicamos al propio enriquecimiento.
Las mujeres
tenazmente sentimos
que le estamos robando tiempo a alguien.
Que quizás en ese preciso instante
se nos requiere
y no se cuenta con nosotras.
Precisamos
todo un entrenamiento
para no borrarnos, minimizarnos,
constantemente.
¡Ah! ¡Mujeres, compañeras mías!
¿Cuándo nos convenceremos
de que fue sabio el gesto
de extenderle a Adán
la manzana? (74-5)

Por otra parte, el yo femenino, antes representado por la invencible heroína del amor --la imagen monolítica "Mujer,"-- ya no lo es en Apogeo, sino que, al contrario, muestra su vulnerabilidad. Pero dicha vulnerabilidad, irónicamente, hace a esta persona poética más real y fuerte. La vulnerabilidad se representa de varias maneras, mediante los cambios físicos y emocionales de la edad madura, y su miedo ante ellos, mediante la realidad más palpable de la muerte, o mediante el tema autobiográfico del desdoblamiento del yo en los dos espacios a los que está sujeta por el exilio voluntario, Los Angeles y Nicaragua. En "Sótanos de la mujer," por ejemplo, descubre su faceta personal triste:

Amores excesivos
Corazones como árboles
o caravanas de camellos,
me construyeron
un largo sótano de tristezas.

Es así que por días
dejo de ser la persona familiar
en la que usualmente me acomodo
y me convierto en la mujer
que desgarra vestiduras
tras su sombra. (32)

Vemos hasta aquí un proceso de trasformaciones diversas del yo. Por un lado, la autorepresentación de Belli ha ido desde la monolítica "Mujer" hasta otra más convincente, desenmascarando así el aludido modelo cultural femenino; y una nueva voz poética ha emergido, que desafía al poder patriarcal de diversas maneras y se sitúa confiadamente en un nivel de igualdad con la entidad masculina.

Sin embargo, aunque el concepto "Mujer" es plenamente desenmascarado en Apogeo, es evidente que no es reemplazado por completo, sino que más bien se mantiene paralelo al modelo femenino nuevo. Podemos identificar en algunos poemas ciertos "deslices," o manifestaciones poéticas de la tensión entre modelos femeninos viejos y nuevos. Así por ejemplo, en "Invitación feminista," la voz invita al amante: "Yo / mujer de la luna / te convoco a besarme/ te convoco a los cráteres / de mi geografía. / Ven…" Hay en el tono y contenido de esta invitación un regreso a la idea antigua de "Mujer," aquella que encuentra poder en el misterio de su propio cuerpo, idea ya antes explorada y usada por Belli en muchos de sus poemas de Línea de fuego y por las esencialistas francesas (Luce Irigaray, Hélene Cixous, et al.) con su teoría de la "Diferencia," por la cual el poder femenino emanaba de su fisonomía y procesos biológicos como la menstruación y la maternidad. José María Mantero encuentra dentro de este poema el poder subversivo del discurso erótico, que aleja el yo de la "cosificación." (76). Pero el problema es que este poder es el tradicional asignado a las mujeres por el patriarcado, solamente posible para ellas en su posición de marginalidad. Belli vuelve a la idea del yo femenino como la geografía para ser explorada, y en eso no hay duda de que se "cosifica," de que se representa, al menos por un momento, como marginal, como objeto. Lo que a mi entender este poema muestra es la tensión todavía latente entre objeto / sujeto, entre fuentes tradicionales de poder femenino descritas dentro del concepto "Mujer," y otras más nuevas, como las ideas feministas aludidas mediante el título. 

El regreso a la imagen tradicional de "Mujer" aparece más claramente en un poema titulado "Boca de mujer," cuyos primeros versos afirman: "Cuando una mujer abre la boca / su lengua se empeña en lamer la dureza:/ Puede ser la dureza de la vida, / la dureza del dolor con sus dientes esmaltados y perfectos./ La dureza del tiempo que desaparece." (87) El énfasis aquí es en la mujer como protectora y, más adelante en el poema, en sus roles de madre, ente erótico y establecedora de conexiones sociales. "Limar, limpiar, lamer" son sus funciones según este poema, y así se la encajona de nuevo en la figura tradicional que no existe por o para sí misma sino en función de otros.

Es evidente, a través de los ejemplos anteriores, que hay una oscilación entre nuevos modelos de autorrepresentación y el tradicional "Mujer" en Apogeo, y que Belli sigue negociando con estos conceptos. Pero los 'deslices' hacia modelos ya gastados sobre lo femenino sin duda representan a una mujer más compleja y profunda, no unificada, sino múltiple, menos estereotipada. En otras palabras, un modelo más honesto de todas las facetas que forman parte de la identidad femenina contemporánea en Latinoamérica.

Apogeo representa la culminación de la concientización feminista del yo poético de Belli por varios aspectos predominantes: por su evaluación y confrontación del modelo "Mujer," y por la posición de Sujeto lograda por el cambio en su relación de poder con lo masculino. El resultado es un yo femenino más libre que se da licencia para el humor, la auto-burla, y que ya no se representa servil por propósitos políticos, eróticos, o de ninguna otra índole. Este nuevo yo muestra su solidaridad con una comunidad de mujeres, especialmente en lo concerniente al proceso vital de la madurez. Desde su posición de Sujeto, esta nueva voz aboga por un lugar propio para las mujeres maduras en la sociedad, en la cultura y en la literatura.

La poesía de Belli, vista en su totalidad, es un registro fascinante de la trayectoria del yo femenino, con sus conflictos y contradicciones de identidad, hacia una conciencia feminista que partió desde el compromiso e identificación con el proyecto patriarcal de la revolución nicaragüense y que evolucionó para encontrarse a sí misma como mujer independiente de ideologías políticas y de expectativas sociales que antes la limitaban. La trayectoria feminista plasmada en la poseía de Belli puede interpretarse como un retrato bastante genuino de las latinoamericanas de carne y hueso de finales del siglo XX y comienzos del XXI, con sus logros y también con su incansable negociación con lo tradicional y lo moderno de su cultura.
  
Notas
(1). Mi traducción. Lo mismo en las demás citas incluídas en este ensayo.
(2). Jan Montefiore encuentra que dentro de la poesía amorosa de Petrarca lo apremiante no era la conquista amorosa, sino el establecimiemto de la identidad masculina.
(3). Refiriéndose en particular a 20 poemas de amor y una canción desesperada, González y Treece observan que en Neruda "…la mujer... era ...materia inerte a quien la llegada del amante le iba a dar vida. Naturaleza y mujer son indistinguibles en estos poemas iniciales; ambos son paisajes para ser recorridos en una jornada épica por una persona que constantemente se ve a si misma como cazador, como explorador primitivo armado solamente con el arco y la flecha. Lo que es notable de este paisaje es que es vacío, sin otra vida creativa excepto la del hablante. El erotismo, en este sentido se convierte en un tipo de autoerotismo." (57)
(4). Por eso con tanta frecuencia representó el cuerpo femenino como recipiente de la semilla masculina (con imágenes tales como guacal, tinaja, comal), o locus para el reposo del guerrillero en sus fugaces treguas de la guerra (llanura, hamaca, suelo).
(5). Hay que entender el feminismo latinoamericano de manera diferente al norteamericano y Europeo. Ver Marta Lamas para un estudio de las diferencias. En términos muy generales, en Latinoamérica la lucha feminista se ha dedicado más a los temas de la liberación sexual y la igualdad social, mientras que en países desarrollados ha enfatizado más en la participación política y en la igualdad laboral.
(6). Un solo poema trata de la política nicaragüense y ninguno representa a la mujer identificada con la patria.
(7). Este nuevo enfoque tiene relación estrecha con el cambio de los contextos histórico y personal de Belli, ocurridos desde la publicación de La costilla de Eva hasta Apogeo: del gobierno revolucionario a las elecciones de 1990 cuando los Sandinistas perdieron el poder y el comienzo de la democracia en Nicaragua; y el cambio personal para Belli de residir en Nicaragua para luego pasar a "su otra vida" en los EE.UU. Estos cambios repercutieron directamente en la temática poética y en la cosmovisión proyectada en Apogeo. Su cambio a "otra vida" en Estados Unidos, y los conflictos interiores que esto le ha representado aparecen detalladamente contados en su autobiografía El país bajo mi piel (2001).
   
Bibliografía
- Albada-Jelgersma, Jill E. «Las tecnologías políticas del ser en los sujetos poéticos de Nancy Morejón y Gioconda Belli.»
- Revista canadiense de estudios hispánicos. Toronto 21:3 (1997). 441-55
- Appignamesi, Lisa. Feminity and the Creative Imagination. A Study of Henry James, Robert Musil and Marcel Proust. London: Barnes and Noble, 1973.
- Belli, Gioconda. Apogeo. Madrid: Visor, 1998.
- El país bajo mi piel. Memorias de amor y guerra. Barcelona: Plaza y Janés, 2001.
- Poesía Reunida. México: Editorial Diana, 1989.
- Castellanos, Rosario. Mujer que sabe latín. Primera reimpresión. México: Fondo de cultura económica, 1992.
- Cixous, Hélène. «The Laugh Of the Medusa.» New French Feminisms: An Anthology. Ed. Elaine Marks and Isabelle de Courtivron. New York: Schocken Books, 1981. 245-267.
-«Sorties.» New French Feminisms: An Anthology . Ed. Elaine Marks e Isabelle de Courtivron. New York: Schocken Books, 1981. 90-98.
- Dawes, Greg. Aesthetics and Revolution. Nicaraguan Poetry 1979-1990. Minneapolis: University of Minnesota Press,  1993.
- González, Mike, and David Treece. The Gathering of Voices. The Twentieth Century Poetry of Latin America. London: Verso, 1992.
- Grau-Lleveria, Elena. «La poesía erótica de Gioconda Belli: Tradición y alteración.» Afrodita en el trópico; erotismo y construcción del sujeto femenino en obras de autoras centroamericanas. 1999. 47-59.
- Grosz, Elizabeth. «The Subject.» Feminism and Psychoanalysis. A Critical Dictionary. Ed. Elizabeth Wright. Cambridge: Massachusetts: Basil Blackwell, 1992. 409-416.
- Harlow, Barbara. Resistance Literature. New York and London: Methuen, 1987.
- Iffland, James. Ensayos sobre la poesía revolucionaria de centroamérica. San José, Costa Rica: EDUCA, 1994.
- Irigaray, Luce. «This Sex Which Is Not One.» New French Feminisms: An Anthology. Ed. Elaine Marks e Isabelle de Courtivron. New York: Schocken Books, 1981. 99-106.
- «Sexual Difference.» French Feminist Thought. A Reader. Ed. Toril Moi. Cambridge MA and Oxford UK: Blackwell, 1987. 118-32.
- Kearns, Sofía. Hacia una poética feminista latinoamericana: Ana María Rodas, María Mercedes Carranza y Gioconda Belli. Diss. University of Illinois at Urbana-Champaign, 1995.
- Ladimer, Bethany. «Madness and the irrational in the work of André Breton: A Feminist Perspective.» Feminist Studies 6.1 (Spring 1980): 176-9
- Lamas, Marta. «Latin American Feminism.» Being América. Essays on Art, Literature and Identity from Latin America. Eds. Rachel Weiss, and Alan West. Fredonia, N.Y.: White Pine Press, 1991. 129-41.
- Moi, Toril. Sexual/Textual Politics. Feminist Literary Theory. London and New York: Methuen, 1985.
- Montefiore, Jan. Feminism and Poetry. Language, Experience, Identity in Women's Writing. London and New York: Pandora, 1987.
- Montero, José María. «Apogeo de Gioconda Belli y el hipererotismo: exploración, fragmentación, celebración.» Confluencia. Revista Hispánica de Cultura y Literatura 17:1 Fall 2001. 71-8.
- Moyano, Pilar. «The Transformation of Nature and Womanhood. Revisionist Mythmaking in the Poetry of Nicaragua's Gioconda Belli.» Interventions: Feminist Dialogues on Third World Women's Literature and Film. New York, Garland, 1997.
- Neruda, Pablo. Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Decimotercera edición. Buenos Aires: Losada, 1969.
- Randall, Margaret. Gathering Rage. The Failure of 20th Century Revolutions to Develop a Feminist Agenda. New York: Monthly Review Press, 1992.
- Richard, Nelly. Masculino/Femenino: practices de la diferencia y cultura democrática. Santiago, Chile: Francisco Zegers, Editor, 1993.
- Robinson, Sally. Engendering the Subject. Gender and Self-Representation in
Contemporary Women's Fiction. Albany: SUNY Press, 1991.
- Silva, José Asunción. Poesía y prosa. Ed. Eduardo Camacho Guizado.
Bogotá: El Ancora Editores, 1986.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...