Páginas vistas en total

jueves, 1 de diciembre de 2011

FEMINICIDIO, CUANDO LAS MUERTAS NO IMPORTAN

Por: Maria Sorribes Catret

La impunidad, la cultura machista y la indiferencia de gran parte de las autoridades latinoamericanas no hacen sino enterrar en el olvido a muertas y desaparecidas, según las expertas en la materia. Y mientras tanto, en Ciudad Juárez, una nueva víctima. Cientos de cruces rosas adornan los cementerios clandestinos de Ciudad Juárez (México). En cada una de ellas un nombre: Laura, Lupita, Esmeralda, Claudia…En un descampado cercano una periodista descubre unas bragas marchitas, un trozo de tacón. Una nueva muerta, ya van tres en la mañana. Pasan unas horas y entre las voces del rastreo policial alguien escucha: “Quizá fue ella quien lo iba provocando”.

Nancy Navarro tenía 18 años cuando desapareció. El 13 de julio salió desde la colonia Fernando I y tomó el autobús hacia el centro de Juárez en busca de trabajo. Su madre, Lucy, recuerda que aquel día la lluvia era muy fuerte.

Cuando aquel día de julio Lucy ve que su niña no regresa, piensa alegremente que le habrían dado trabajo en alguna tienda. Pasadas unas horas comienza a preocuparse, pero decide darle margen hasta las 6 de la tarde, cuando los comercios cierran.

Su casa está a 10 minutos del centro. Pero Nancy no regresa. Su madre sale a buscarla. Con angustia, con todo oscuro, durante toda la noche. A la mañana siguiente -aún despierta- va a la policía, pero le dicen que no han pasado las 24 horas de rigor y que seguramente se fue con el novio o de juerga. Toma una fotografía de Nancy y se monta en el mismo autobús que su hija. Pregunta en el centro, en la tienda y enseña la fotografía. Por si habían visto a su niña. Por si la ven ahora.

El 6 de noviembre Nancy cumplió 19 años. En la casa, silenciosa sin ella, su madre encendió la vela de un pastel adornado con una frase: "Feliz cumpleaños Nancy, ¿dónde está?". Un interrogante de caramelo que delata la angustia de cada hora, de cada día, de cada mes. Su nieta de año y medio, que aún tomaba el pecho de Nancy cuando desapareció, mira las fotografías de su mamá por todas partes y con sus manos pequeñitas la llama: “Ven, ven”. “Lo peor", dice Lucy, "es no saber si está viva o muerta, si comerá, si dormirá, si estará bien”.

Hoy es el Día mundial para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

El problema de Juárez, donde las mujeres desaparecen y mueren al mismo compás veritiginoso con el que llegan desde el campo para buscar trabajo en las maquiladoras (fábricas de capital extranjero pero sueldos y condiciones tercermundistas según denuncian las ONG), es sólo una de las horribles caras del feminicidio.

¿QUÉ ES FEMINICIDIO?

La palabra "feminicidio" hace referencia al asesinato sistemático de mujeres por el hecho de ser mujeres realizado por hombres. Sin embargo, algunas teóricas engloban en éste término cualquier acto de violencia misógina previa como el secuestro, el maltrato, la tortura o la violación. El caso de violencia de género en España, aunque a veces se incluye por aludir al género, suele separarse del feminicidio sobre todo por la siguente razón, explican los activistas: mientras en Latinoamérica reina la impunidad en muchos países, en España ese tipo de delitos está abiertamente perseguido (teléfono en España de violencia contra la mujer: 016; las llamadas no quedan registradas en la factura telefónica).

El feminicidio es una lacra de garras largas que se ha extendido por Latinoamérica. Desde México hasta El Salvador, desde Honduras a Colombia. En Guatemala, por ejemplo, 1.000 mujeres murieron asesinadas el año pasado, en México 2.500, 580 en El salvador (puedes ver el mapa de feminicidios en el mundo hispano más abajo). La cifra de impunidad y casos no resueltos en muchos de ellos supera el 95%, según las asociaciones de mujeres. Y aunque el caso de México es el más conocido, en proporción a su población la cifra de muertos en Guatemala es mucho mayor.

La mayoría de países ni siquiera tiene un registro oficial de víctimas o éste es impreciso. Los casos son recopilados normalmente por asociaciones sin ánimo de lucro, ONG´s y ahora por la Base de Datos Feminicidio en Iberoamérica. Pero, aunque las cifras son muy llamativas, la cuestión más debatida es el porqué de estos crímenes atroces.

IMPUNIDAD, NARCOTRÁFICO Y CRIMEN ORGANIZADO

Judith Torrea, periodista autora de Juárez en la Sombra, ha sido testigo durante años del horror que viven las mujeres como Nancy y su madre: “Si hoy las mujeres siguen desapareciendo es porque las autoridades no hacen su chamba, su trabajo. Lo único que han hecho en tantos años es crear comisiones ineficaces”.

En México hace 19 años que las mujeres desaparecen; la misma edad que tiene Nancy ahora, si aún continúa viva. Sus cuerpos mutilados, violados o maniatados aparecen a diario enterrados bajo fosas improvisadas o escondidos entre las dunas del desierto. Antes eran jóvenes guapas y pobres. Ahora, asegura Torrea, desde que el presidente Felipe Calderón iniciase la llamada 'guerra contra el narcotráfico' no sólo la desaparición de mujeres y el feminicidio se han disparado, sino que "se han democratizado: el peligro está en estar vivo". "Se calcula que 9.872 personas han sido asesinadas en Juárez desde que comenzó la guerra contra los narcos", denuncia la periodista.

Los asesinatos misóginos se enmascaran ahora bajo el narcotráfico. Si antes autoridades, jueces o policías estigmatizaban a las muertas diciendo que iban provocando con su vestimenta o eran prostitutas, relata Torrea, ahora han inventado una nueva excusa para culparlas y ocultar su negligencia: cada muerta es “una narco-asesina, traficante de droga o andaba con otros narcos y lo merecía”.

Y al mezclar "deliberadamente" a las víctimas con el mundo del narcotráfico, argumenta Irma Casas, directora de Casa Amiga Ester Chávez Cano (asociación que lucha por la integridad de las mujeres juarenses), se impide que haya un resgistro oficial de crímenes que "permita analizar la magnitud del problema" en vez de minimizarlo.

El propio Calderón, en voz de su subsecretario de Gobernación, dedicó en nombre del Estado una disculpa pública "por los errores y negligencias en la investigación del caso Campo Algodonero", en el que fueron asesinadas ocho mujeres. Pero muchos opinan que sólo lo hizo por la presión de la Corte Iberoamericana de Derechos Humanos (CIDH), que condenó al Estado por incumplir su deber en la investigación.

Casas sostiene que con esta corrupción e indiferencia en las investigaciones denunciada por la CIDH, las autoridades que "deberían actuar de guardianes" mandan a los perpetradores un claro mensaje de impunidad: hagas lo que hagas no importa.

También se habla de que el cuerpo de la mujer se convierte en “campo de batalla”. Y así asesinos, narcotraficantes, militares o delincuentes organizados utilizan a las mujeres para humillar, vengarse o intimidar a sus enemigos. Otras teorías señalan, pero en menor medida, la trata sexual y el comercio de películas snuff (cintas donde se tortura y asesina a una víctima real frente a la cámara).

CULTURA MISÓGINA

Otra de las raíces que las expertas señalan para tratar de averiguar los porqués del feminicidio es la cultura. Apuntan a que en muchos países de Latinoamérica aún pervive lo que ellas califican como "cultura misógina y machista". En ella, dicen, la mujer no tiene valor y es discriminada desde la escuela. Irma Casas habla incluso de una "tolerancia por parte de las mujeres hacia cierta violencia conyugal: “Sólo cuando realmente son amenazadas acuden a nosotras”.

Ella ha sido testigo de conversaciones masculinas con perlas como “a las mujeres les gusta que las golpeen" o “si no se vistieran así no tendrían que darles”.

Pese a todo, hay algunos pasos que abogan por la esperanza. Hoy en Ciudad Juárez la Casa Amiga Ester Chávez Cano inaugura la primera biblioteca para mujeres. Un lugar donde podrán encontrarse, formarse, y esperar sus citas lejos del desamparo y la vulnerabilidad de la calle.

Un pequeño gran paso para intentar paliar poco a poco el sufrimiento de madres como Lucy. De familias que no saben lo que pasó con sus hijas. Y áun las esperan.

Tomado de: http://www.feminicidio.net/index.php?option=com_content&view=article&id=1029%3AFEMINICIDIO%2C+CUANDO+LAS+MUERTAS+NO+IMPORTAN&catid=16%3Ael-feminicidio-en-cifras&Itemid=5

Licencia del artículo: Creative Commons - Titular de la Licencia de artículo: FEMINICIDIO.NET

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...