Páginas vistas en total

sábado, 10 de diciembre de 2011

La violencia de puertas para adentro

Por: Redacción ELTIEMPO.COM

En el ranking de agresiones contra la mujer el primer lugar lo ocupan los gritos y malos tratos.

Cuando se piensa en violencia el término casi siempre es asociado al conflicto armado, a las balas, a los robos y a los sicarios. Pocas veces ese sustantivo alcanza a derrumbar las paredes de las casas y se atreve a entrar en ellas. Es un tabú hablar de la violencia que se ejerce adentro de los muros, en las escaleras, en las habitaciones e incluso debajo de las sábanas de parejas que lucen como matrimonios felices.

Pero, ¿qué pasa realmente de puertas para adentro? Según los datos de Forensis, el informe del Instituto Nacional de Medicina Legal, en el 2010 se presentaron 89.436 casos de violencia intrafamiliar, la que pasa tras bambalinas de concreto, ladrillo, cartón o de lata. Las mujeres son las víctimas más frecuentes, con un 78 por ciento de los casos contra un 22 por ciento que afectó en el mismo año a los hombres.

Solo en Bogotá, en lo que va corrido de este año, las comisarías de familia han recibido 69.154 casos de violencia intrafamiliar, en los cuales el 75 por ciento de las víctimas son mujeres.

Flor María Díaz, coordinadora del Programa Integral Contra Violencias de Género de la Organización de Naciones Unidas en Colombia, asegura que parte del aumento en las cifras, sobre todo en los últimos 5 años, tiene que ver con el incremento de las denuncias que empezaron a hacer las mujeres.

Esto supondría que han servido las "acciones de divulgación realizadas por el Programa Integral Contra Violencias de Género de la ONU, para que ellas sepan que tienen derecho a vivir sin violencia y conozcan los mecanismos que tienen para denunciarla".

Según Díaz, desde todos los ámbitos sociales se ha profundizado el papel de la mujer como 'apéndice' del hombre, y eso genera violencia doméstica.

En el 2005, solo el 22 por ciento de las víctimas denunciaba alguna forma de violencia, lo que daba una relación cercana a 1 de cada 5 mujeres. En el 2010, ese porcentaje se elevó al 38 por ciento, lo que aumenta la relación a 1 de cada 3, aproximadamente.

La Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS) 2010, de Profamilia, arrojó que los esposos o compañeros del 65 por ciento de mujeres que han estado casadas o en alguna relación estable, ejercen control sobre ellas. Es decir, siempre quieren saber dónde están, las acusan de infidelidad o les impiden contacto con amigos.

Aunque los datos son preocupantes, lo es aún más el escalafón de los tipos de violencia doméstica: los gritos y humillaciones ocupan el primer lugar dentro del ranking de agresiones cometidas en contra de la mujer; seguido por los malos tratos, la violencia física y el acoso sexual.

Según la ONU, la legitimación de la violencia contra las mujeres en Colombia y en América Latina está dada principalmente por un tema cultural, que por tanto es inevitable, y que se relaciona con el "incumplimiento de los roles de género". Esto significa que "la violencia se produce como una forma de mantener el orden de las cosas y de conservar el lugar de cada uno (hombres y mujeres) en la pirámide social".

Pero así como se deben resaltar las ya abrumadoras cifras, también hay que estar atentos a los pequeños detalles que pueden prender las alarmas.

Flor María Díaz asegura que colgar abruptamente el teléfono, no cumplir una cita, exigir las contraseñas de sus correos o redes sociales y controlar el contacto con amigos y familiares constituyen signos de violencia que merecen atención.

"Esta sociedad está cargada de mitos de que a las mujeres nos gusta que nos peguen y que eso nos enamora más del agresor. Hay demasiadas cosas en la cultura que intensifican esta clase de mitos y que juntan la violencia con el amor. Mientras cada mujer no piense que quien la maltrata no la ama muchas más se quedarán al lado de agresores y los hombres seguirán siendo excusados por su violencia contra ellas porque eso supuestamente 'agita' más las pasiones", concluye la coordinadora de ONU.

Tomado de: http://www.eltiempo.com/violencia-contra-las-mujeres/abuso-intrafamiliar/violencia-contra-la-mujer-en-el-hogar_10847425-4

Imagen: Recogiendo los pedazos. Foto tomada por Gloria, del Cauca, para el libro 'Memoria soy yo'. http://www.eltiempo.com/violencia-contra-las-mujeres/IMAGEN/IMAGEN-10849286-2.png

Licencia del artículo: Copyrigth - Titular de la Licencia de artículo: ELTIEMPO.COM

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...