Páginas vistas en total

jueves, 15 de diciembre de 2011

“Paras’ usaron la violencia contra la mujer como una estrategia de guerra”

Por Elvis Martínez Bermúdez - El Heraldo

María Emma Wills, la mujer detrás de la reconstrucción de la memoria histórica de la violencia contra la mujer en el conflicto armado colombiano dialogó con EL HERALDO sobre todo el proceso de investigación liderado por ella desde el Grupo de Memoria Histórica de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR) y cómo los grupos paramilitares convirtieron a la violencia de género en una estrategia de guerra para desestabilizar comunidades enteras, desplazarlas y apropiarse de sus tierras.

La investigación que se inició desde el 2008 y que culminó recientemente con la publicación de dos libros, uno sobre violencia de género y guerra y otros sobre cuatro casos particulares de mujeres que le ganaron la batalla a los violentos y lograron salir adelante pese a las dificultades y las feroces estrategias de las que fueron víctimas por parte de los grupos armados ilegales que se afincaron en el Caribe colombiano con la excusa de acabar a la guerrilla.

¿Por qué afirma que la violencia contra la mujer fue una estrategia de guerra?

Todo el proceso de recolección de testimonios y el análisis de esa información, nos muestra claramente que el ataque a las mujeres no es efecto colateral de la guerra sino una forma de desestabilizar la forma de comprender el mundo de las poblaciones costeñas. Los casos se repitieron en todos los departamentos de la Costa, pero en especial en La Guajira y el Magdalena.

¿Exactamente qué pasó en esos lugares?

En la masacre de Bahía Portete, en La Guajira, los paramilitares rompieron las reglas Wayuu al matar a las mujeres, las cuales son emblemáticas para esa cultura. En el Magdalena, especialmente en Ciénaga, la violencia sexual de los paramilitares fue feroz. Hay casos en como un mensaje claro a la población de lo que les podía pasar. A una mujer la violaron varios hombres y luego la tiraron en la plaza pública toda golpeada para que todos supieran de su poderío.

¿Ciénaga fue el municipio más afectado?

Sí. Hubo violaciones grupales a mujeres y niñas. Los paramilitares cerraban barrios enteros de Ciénaga (Magdalena), quitaban la luz, y entraban tropas enteras con la excusa de buscar guerrilleros y al no encontrarlos, violaban a las mujeres entre varios. Uno de los casos más escabrosos fue a una joven que violaron entre varios en el patio de su casa delante de su papá y su madre. Esos padres murieron al mes siguiente del dolor que les dio ver toda esa escena y no poder hacer nada.

¿Qué había detrás de todas estas violaciones cometidas en la Costa?

El tesoro más grande en esta guerra fue sin duda la tierra. Despojaron a muchas comunidades de sus tierras sacando ventaja de ser hombres armados. Hoy, todavía persiste el poder militar de muchas familias y de grupos al margen de la ley y que siguen amenazando a muchas líderes.

¿Fue fácil que las mujeres contaran esos testimonios?

No lo fue. Hicimos muchos talleres con la ayuda y la convocatoria de organizaciones de mujeres. Muchas rompieron ese nudo que tenía y contaron sus experiencias, pero también tuvimos muchas situaciones de desconfianza entre las mismas mujeres por otras mujeres que en su momento las relacionaron con familias o personas que apoyaron a gente vinculada con el paramilitarismo.

¿Y qué pasó en Los Montes de María?

Los paramilitares se apoderaron de todo. No se podía respirar sin orden de ellos, en especial de su principal cabecilla, alias Cadena. Jugaron con costumbres tan arraigadas en la región como el boxeo y obligaron pelear en el ring a mujeres contra personas gays. En Rincón del Mar se apoderaron hasta del reinado del pueblo y ellos decidían quien ganaba.

Pero también hubo formas de resistencia…

Sí, y esos los hemos resaltado en los dos libros que han resultado de todo este proceso de investigación y diálogo con las mujeres del Caribe colombiano. Mujeres que hacen historia reconstruye la trayectoria de cuatro mujeres que hilan sentidos de vida luego de afrontar el asesinato de seres queridos o la violencia ejercida por ‘manos amigas’ o por integrantes de grupos armados sobre sus propios cuerpos.

Tomado de: http://www.elheraldo.co/regi-n/regi-n/paras-usaron-la-violencia-contra-la-mujer-como-una-estrategia-de-guerra-49263

Imagen tomada de: http://www.elheraldo.co/sites/default/files/imagecache/detalle_articulo/aromero/7Bwill.JPG

Licencia del artículo: Copyrigth - Titular de la Licencia de artículo: ELHERALDO.CO

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...