Páginas vistas en total

lunes, 2 de enero de 2012

Un espacio propio para las mujeres: Casa de la Mujer

Por: Olga Amparo Sánchez* 

Olga Amparo Sánchez, directora de la Casa de la Mujer, habla de la lucha feminista en el país.

La Casa de la Mujer surge del deseo y el compromiso del feminismo en la búsqueda de la construcción de espacios propios para las mujeres: Se juntaron rabias, dolores, rebeldías, necesidades y ausencias y  para continuar como nuestros ancestros feministas hablando en primera persona, sacamos de nuestros diarios, cuerpos y experiencias el dolor producido por las violencias vividas.

Y desde 1982 en compañía de mujeres feministas y mujeres comprometidas con la causa de las mujeres, nos hemos tomado las  calles, las noches, los muros de las ciudades, para desde allí ejercer nuestro  sagrado derecho a la rebeldía y para desafiar al patriarcado: Diosa es negra. ¡Oh, familia que lluevan sobre ti lenguas de fuego! Mi cuerpo es mío. La noche es nuestra. Rompamos el silencio. No te quedes callada. Ni en la cama, ni en la casa, ni en la calle, violencias en contra de las mujeres. El que ama no maltrata y no mata, han sido algunos de los múltiples y creativos mensajes con los cuales el feminismo ha colocado en el espacio público las violencias en contra de las mujeres como un asunto político, de justicia y de democracia.

Señalamos en tono desafiante y decidido el desprecio del patriarcado por las mujeres, le dimos nombre a nuestra opresión y  subordinación. "Rompíamos la inmemorial separación que impedía nuestra conciencia y el reconocimiento de una historia común de las mujeres porque común era y es nuestra opresión. No eran, éstos, murmullos entre dos en los lugares apartados de la cocinas, ni en los momentos entre una compra y otra en las plazas de mercado, ni ante las azarosas aguas de los ríos, que, espejos ellas, nos han invitado una y otra vez a la reflexión, a hablar entre nosotras de la vida, de nuestros rostros tristes, sometidos, silenciosos que vemos en sus aguas"  (Vélez S, Martha Cecilia; 2006).

No tuvimos miedo de hacer el ridículo ante los ojos de los varones pero sí temimos vernos ridículas ante los ojos de las mujeres porque ellas eran nuestro patrón de medida para estar en el mundo y finalmente reencontrarnos, para darnos crédito con la esperanza de que otras mujeres sintieran ese crédito como una deuda, como un vínculo  por el dolor vivido, por las mordazas que nos inmovilizaban, por las rebeldías compartidas. Nos adentramos en la relación crédito deuda como expresión de necesidades recíprocas; relaciones en las cuales no existía necesidad de representaciones sino de representarse cada mujer a sí misma, para no ser delegada sino protagonista, con la esperanza y la pretensión que las diferencias no fueran motivo de exclusiones y separaciones sino que se convirtieran en estilos de vida.

No hemos idealizado los avances ganados pulso a pulso, en el reconocimiento de nuestros  derechos, somos conscientes que las leyes y las políticas  tienen efectos culturales claros en relación a como se representan, y cómo se podrían solucionar nuestros problemas y necesidades y cómo se construye la ciudadanía diferenciada. No existirá ley capaz de dar valor a la sexualidad, a la autonomía, a la identidad de las mujeres si no estamos reconocidas socialmente. Este es uno de los obstáculos a superar, para que el ámbito jurídico político sea un instrumento para la transformación de la situación de subordinación y opresión que vivimos las colombianas.

El camino transitado no ha sido fácil hemos enfrentado múltiples obstáculos, derivados de una sociedad que se niega a reconocer autoridad a la palabra de las mujeres; que persigue, mutila y amordaza el pensamiento diferente. Obstáculos generados de nuestras prácticas de subordinación y negación como mujeres; pero continuamos perseverando, vindicando, creando y construyendo una "habitación propia" para nosotras las mujeres.

*Directora Casa de la Mujer


Imagen:  La Casa de la Mujer les brinda orientación y apoyo a las mujeres que han sido víctimas de violencia. Tomada de: http://www.eltiempo.com/violencia-contra-las-mujeres/IMAGEN/IMAGEN-10888204-2.png

Licencia del artículo: Copyrigth - Titular de la Licencia de artículo: ELTIEMPO.COM

Comentarios, sugerencias y opiniones sobre esta entrada y sobre el contenido del blog, por favor escribir a aliciaguevara10@gmail.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...