Páginas vistas en total

jueves, 29 de marzo de 2012

España: las mujeres se movilizan contra los recortes sociales


Por: Noemí García Cabezas, Feminicidio.net

Los sindicatos de trabajadores convocaron una huelga general para este 29M, en respuesta a la reforma laboral que aprobará el Gobierno. Las mujeres son las más perjudicadas por la crisis global del capitalismo. A continuación te ofrecemos un listado de algunos de los derechos de las mujeres que sufrirán recortes

Como ya ocurrió el pasado mes de febrero con la Marea Violeta o a principios de este mes con la celebración del 8 de marzo, las mujeres vuelven a movilizarse por sus derechos como trabajadoras y también como mujeres. Ante la futura reforma laboral que llevará a cabo el gobierno de España y que conllevará la pérdida de derechos laborales fundamentales, los sindicatos convocaron a una huelga general para este 29 de marzo. A la cita de la protesta no faltan las reivindicaciones feministas. Las mujeres son la mitad de la ciudadanía y las más afectadas por los recortes derivados de la crisis del capitalismo: “la puesta en marcha de políticas anticrisis implican una agudización de las desigualdades preexistentes entre mujeres y hombres”, señalaba Amaia Pérez Orozco en el encuentro "Viviendo en deudocracia: La deuda en los países del Norte: aprendiendo del Sur" (Madrid, 7 y 8 de octubre de 2011).

Un tipo de violencia contra las mujeres bastante oculto a los ojos de la sociedad en general es la violencia económica definida como “todo acto de fuerza o de poder ejercido contra las mujeres y que vulnera sus derechos económicos” (“Politizando la pobreza”, Instituto de Investigación, Capacitación y Desarrollo de la mujer de El Salvador, IMU).

Normalmente esta violencia económica se ha asociado a situaciones de pareja (impago de pensión alimenticia, control de recursos económicos familiares limitado al hombre, etc.), sin embargo, este tipo de violencia es estructural y afecta a las mujeres por su condición de género, las conmina a vivir es desigualdad en todos los ámbitos: social, cultural, educativo, político y económico.

En España uno de los temas más preocupantes para la población es el desempleo. A pesar de que afecta a ambos sexos, las mujeres son las más perjudicadas: según la última Encuesta de Población Activa (tercer trimestre de 2011) la tasa de paro femenino era de un 23,32% frente al 22,46% del paro masculino. En la encuesta vemos que la mayor diferencia entre la tasa de paro masculina y femenina se encuentra en la etapa de edad fértil (entre 25 y 54 años), así como en mujeres entre 19 y 25 años, donde sin embargo el paro es cuatro puntos inferior en la población femenina.


Otro aspecto laboral donde se manifiesta esta violencia económica contra las mujeres es en la brecha salarial, que en nuestro país se sitúa en el 22%. La Ministra de Sanidad, Ana Mato, se ha mostrado recientemente comprometida a terminar con esta discriminación, asegurando la puesta en marcha de un plan que supervise y controle a las empresas en este aspecto. Sin embargo, no ha manifestado su opinión en cuanto a la intención de Bruselas de imponer cuotas en los Consejos de Administración de las grandes empresas.

El recorte del gasto público es uno de los principales desencadenantes de la violencia económica contra las mujeres. Los recortes en servicios sociales afecta principalmente al sexo femenino, ya que los empleos desarrollados en asistencias sociales, educación y sanidad son tradicionalmente llevados a cabo, en su mayoría, por mujeres. De esta forma, las mujeres se verían doblemente perjudicadas: por un lado los recortes sociales afectarían a la tasa de empleo femenino en cuanto que gran número de ellas podrían ser despedidas (asistencia a personas mayores o con discapacidad, maestras, personal sanitario, limpiadoras de instalaciones públicas que pueden ser cerradas); por otro lado, se recortarían ayudas económicas y sociales destinadas a la incorporación de las mujeres al trabajo (bonificación a empresas que contraten a mujeres que han dado a luz hace menos de dos años, eliminación del permiso de lactancia, recortes en la Ley de Dependencia, recortes en las de inserción).

En cuanto a violencia económica que impacta en sectores más amplios de la población, podemos citar el posible descuelgue de los convenios laborales por parte de las empresas a partir de la reforma laboral. Esto afectará a las mujeres ya que quedarían en el limbo los planes de igualdad que muchos de dichos convenios recogen. Así mismo, a día de hoy está también en el aire la aplicación o derogación de la Ley de Igualdad, aprobada por el gobierno de Rodríguez Zapatero.

Otros aspectos que podrían suponer cierta violencia económica hacia las mujeres sería la limitación del margen para la jornada reducida por cuidados de menores o personas con algún tipo de discapacidad, labor que suele recaer en las mujeres. O la posibilidad que se concede a empresarios de cambiar horario laboral de manera unilateral, lo que afectaría a la conciliación de la vida familiar y laboral. Ambas circunstancias podrían “obligar” a muchas mujeres a dejar su empleo. En cuanto a los contratos a tiempo parcial, se trata de una situación laboral mucho más habitual en mujeres que en hombres (según Randstad el 75% de los contratos a tiempo parcial en España recae en mujeres: 1,8 millones de mujeres empleadas con contrato parcial frente a 590.000 hombres). Las mujeres con más de un contrato laboral a tiempo parcial se verían pues obligadas a aceptar un solo trabajo para hacer posible la conciliación, lo que provocaría menor desarrollo profesional, menor sueldo y menores cuantías de prestación por desempleo y por jubilación. Según la última encuesta sobre usos del tiempo del INE, las mujeres dedican cada día dos horas y cuarto más que los hombres a las tareas del hogar.

Esto mismo podría ocurrir con los denominados “minijobs” que en tiempo se propuso desde la CEOE y que son parte del mercado laboral en Alemania. En el país centroeuropeo la mayoría de personas que accede a este tipo de trabajo son mujeres, que se verían perjudicadas en sus pensiones. Llegarían a cobrar una pensión de 139,95 euros mensuales tras 45 años trabajados con un “minijob”. En Alemania más de siete millones de personas trabajan con un salario base de 400 euros y es este modelo económico y laboral el que pretende imponerse en toda Europa.

La misma violencia económica que padecen las mujeres por las cargas familiares que supone desde su rol de género el cuidado de los hijos, también se manifiesta con el cuidado de los mayores. La Ley de Dependencia hizo que las mujeres pudieran acceder más fácilmente al mundo laboral, debido a que el Estado proporciona ayudas para las personas dependientes, atención especializada en cuidados a mayores. Con el frenazo de la Ley en cuanto a dotación económica, muchas mujeres se verán sin duda obligadas a volver a dedicarse a tiempo completo a esta tarea, obviamente sin ser remuneradas.

La crisis también ha golpeado duramente las condiciones de trabajo de las empleadas domésticas. Si bien desde noviembre pasado este colectivo, compuesto mayoritariamente por mujeres e inmigrantes, cuenta con una ley que regula sus condiciones laborales, ésta no ha convencido a ninguna de las partes implicadas, ni empleadores ni trabajadoras, por lo que continuarían desarrollando una actividad profesional que no contaría con los mismos beneficios que los demás trabajos en relación de dependencia como subsidio por desempleo o pensión por jubilación. Además, sufren carencias en la cobertura de la Seguridad Social.


 Doble violencia es la que viven las mujeres que necesitan protección de sus maltratadores. En los últimos meses se ha planteado la posibilidad de que escoltas y guardias de seguridad privados sean los encargados de salvaguardar la seguridad de las mujeres víctimas de violencia de género. Las instituciones públicas argumentan que no tienen capacidad para ocuparse de la protección de todas las mujeres maltratadas y ya empiezan a conocerse casos de mujeres que contratan seguridad privada o simplemente hombres corpulentos a 80 euros por día para que éstos lleven a cabo la labor que le corresponde al Estado. En Euskadi son 52 mujeres las protegidas por escoltas. En Cataluña los Mossos d’Esquadra “están desbordados”, atienden a un número muy superior a la media española (13 mujeres frente a entre 5 y 10 que atienden policías en el resto del país). Sin embargo, parece que aunque la ministra de Sanidad, Ana Mato, abrió la puerta a esta posibilidad, las competencias en la materia las tienen las comunidades autónomas. Según añadendiversos colectivos de mujeres maltratadas y de expertos en la materia, la solución pasaría más bien por formar a jueces y fuerzas de seguridad del Estado, o en todo caso, no vigilar a la víctima sino al victimario.

Otra situación especialmente sensible de violencia económica contra las mujeres es la que padecen aquellas para quienes la protección policial no es suficiente y por diferentes motivos necesitan una casa de acogida que les permita preservar no sólo su seguridad sino en muchos casos su vida. La noticia saltó a la opinión pública cuando la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha decidió cancelar los convenios que mantenía con las casas de acogida para mujeres maltratadas, lo que ocasionó el cierre de varios centros de este tipo.

Otro “ajuste” que perjudica directamente a mujeres que sufren maltrato es el recorte que comienza a darse en los Juzgados de Violencia contra la Mujer. La Dirección General de Justicia de la Comunidad de Madrid anunciaba el pasado enero que reduciría al 50% la plantilla de estos juzgados por las tardes.

Por último, un punto que es necesario tratar en este artículo es el de la economía de los cuidados. Los cuidados, las actividades que se realizan de forma no remunerada y que tradicional y mayoritariamente han estado a cargo de las mujeres. Desde la explosión de la crisis, el empoderamiento de las mujeres ha dado lugar a que se debatiera el tema en espacios públicos. A través de los cuidados las mujeres hacen aportes al conjunto social que finalmente se ven traducidos en la economía: “Sostienen los mercados sin recibir nada a cambio”, sostiene Amaia Pérez Orozco.

Según la activista y feminista, existe actualmente “un conflicto estructural entre el capital y el conjunto de la vida”, lo que hace replantear el eje de intervención política para poner en el centro “los procesos de sostenibilidad de la vida y no de los mercados”. Las reivindicaciones de las mujeres suelen exigir igualdad de salarios y trabajos remunerados, pero según la experta no deben quedarse en eso, sino que hay que analizar “en qué medida somos capaces de general recursos que pongan las condiciones de posibilidad para una vida que merezca la pena ser vivida”, lo que abriría multitud de debates sobre la situación en la que nos encontramos las mujeres y qué soluciones podemos dar a ella. Pérez Orozco plantea tres debates principales: qué entendemos por “vivir bien”, cómo planteamos la interdependencia y cómo replanteamos la masculinidad y la feminidad en relación al papel de cada quién en el sistema económico.

El colectivo Feminismos Sol ha convocado para el día 29 de marzo una Huelga de Cuidados y de Género. Hará piquetes informando a las mujeres qué es una huelga de cuidados y por qué es necesaria. La jornada se desarrollará en el centro de Madrid con carácter informativo y festivo para dar paso a las 19 horas a la manifestación. Desde la Plaza Beata María Ana de Jesús (Legazpi) se dirigirá junto a los sindicatos alternativos CGT, CNT y Solidaridad Obrera hacia Neptuno, para finalmente seguir hasta Sol, donde tendrá lugar una asamblea.

A continuación reproducimos la nota de prensa enviada por más de treinta organizaciones feministas que se adhieren oficialmente a la convocatoria de huelga general en España:

"Las organizaciones feministas y de defensa de la igualdad entre mujeres y hombres apoyan la convocatoria de huelga general del 29 de marzo contra la Reforma Laboral que afecta a la vida de 8 millones de mujeres con empleo y 2,4 de millones de paradas en nuestro país.

Más de una treintena de organizaciones feministas denuncian e informan a la ciudadanía sobre los efectos negativos que la reforma laboral tendrá sobre los derechos y la situación social y laboral de las mujeres.

Exigimos la retirada de una reforma laboral por su impacto negativo en el empleo de las personas, por el deterioro de las condiciones de vida y trabajo que provoca, discriminatoria para las mujeres, que supone el desmantelamiento de servicios y políticas igualitarias y un retroceso en la igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y hombres".

Organizaciones firmantes:

1. AAIOMA (Asociación Agentes de Igualdad Madrid)
2. ALEMCyL (Plataforma de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres de Castilla y León)
3. Asistencia Mujeres Violadas.
4. Asociación de Mujeres Mercedes Machado de Tenerife
5. Asociación de Mujeres para la Salud.
6. Asociación de mujeres por un envejecimiento saludable.
7. Asociación Derechos Humanos de las Mujeres y Desarrollo (DEHMUDE)
8. Asociación Mararia
9. AUVIM
10. Católicas por el derecho a decidir.
11. CELEM
12. CERES (Confederación de Mujeres del Mundo Rural)
13. Comité de Culturas Lesbianas (CRECUL)
14. Creación Positiva.
15. Enclave Feminista.
16. Esfera.
17. FADEMUR.
18. Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas.
19. Federación de Asociaciones de solidaridad con Madres solteras.
20. Federación de Mujeres Jóvenes.
21. Federación de Mujeres Progresistas.
22. Forum de Política Feminista
23. Fundación Mujeres.
24. Mujeres en la Diversidad.
25. Mujeres Opañel.
26. Mujeres por la Paz.
27. Nosotras mismas de Chamberí
28. Nosotras No Nos resignamos.
29. Plataforma de mujeres 8 de Marzo de Canarias
30. Plataforma de mujeres en la diversidad de la Comunidad de Madrid.
31. PPiiNA (Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento y Adopción)
32. Red Feminista de Derecho Constitucional.

Tomado de: http://www.feminicidio.net/noticias-de-asesinatos-de-mujeres-en-espana-y-america-latina/redaccion-de-noticias-sobre-violencia-de-genero/2088-espana-las-mujeres-se-movilizan-contra-los-recortes-sociales.html

Imagen tomada de: http://www.feminicidio.net/images/IMAGENES/manifestaciones/huelga_trabajo_ff.png, Fotografía y diseño de cartel: Francisco Gatica

Licencia del artículo: Creative Commons - Titular de la Licencia de artículo: FEMINICIDIO.NET

Comentarios, sugerencias y opiniones sobre esta entrada y sobre el contenido del blog, por favor escribir al correo electrónico: aliciaguevara10@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...