Páginas vistas en total

domingo, 8 de abril de 2012

Las mujeres siguen en la lucha por sus derechos


Por: La Opinión

El 12 de marzo de este año, invitada por la Universidad de Pamplona, Florence Thomas vino a Norte Santander. En Pamplona y Cúcuta intervino en los foros programados  y, además, respondió preguntas en entrevista que concedió a La Opinión.

Las mujeres siguen luchando por sus derechos, por la igualdad.  ¿Qué tanto les falta para cumplir las metas que se han propuesto?

Falta mucho y particularmente, cultura. Hay que seguir avanzando a pesar del conflicto armado. El desplazamiento vulnera todos los derechos de las mujeres. Pero también hemos avanzado . Hoy día somos vivibles, tenemos palabra, estamos en todas las carreras de las universidades, nos hacemos oir y nuestra voz  tiene eco. Hemos entendido que el mundo lo podemos cambiar pero colectivamente y no una por una. Cuando las mujeres nos alineamos en una  misma dirección, es otro el ritmo de la historia.

En Colombia políticamente ¿Cómo ve la participación de las mujeres?

Pésima. No hemos podido sobrepasar el 14 por ciento en el Congreso. Tenemos ganada la medalla de oro de la baja participación de las mujeres en las actividades públicas en América Latina. El espacio de la política es lo más machista que hay. Debemos luchar por la paridad política para que hombres y  mujeres gobiernen el mundo en pie de igualdad, como debe ser.

Entonces, ¿Cuál es el campo donde más se ha avanzado?

En educación, pero también en derechos sexuales y reproductivos. Contamos con herramientas que nos amparan. El fallo de la Corte Constitucional en relación con la despenalización del aborto para casos excepcionales es un avance. Y no daremos un solo paso atrás.

¿Qué tanto poder tiene el machismo en Colombia?

Enorme. Pesa mucho la cultura patriarcal. La violencia contra las mujeres alcanza un índice espeluznante. Las violaciones, el maltrato, los conflictos intrafamiliares son situaciones muchas veces desbordadas muy preocupantes. Esto debe cambiar. No podemos seguir siendo botines del gusto de los hombres.

¿Cuál ha sido la participación del  movimiento feminista en la búsqueda de soluciones al conflicto armado en Colombia?

Hace 30 años que el movimiento feminista ha declarado que no parirá un solo hijo más para la guerra. Ha hecho marchas, cabildos, constituyentes, investigaciones y escritos. Ha generado muchas indagaciones muy serias sobre la vulneración de los derechos de las mujeres, sobre el cuerpo de las mujeres como botín de guerra, las violaciones forzadas, etc…, desde hace años. Ahora que no lo lean los hombres y los patriarcas de la ciencia social, esto es otra cosa. El movimiento social de mujeres ha volcado casi todos sus esfuerzos sobre los estragos de la guerra desde hace años.

¿Cuáles  son las diferencias en los avances por los derechos de la mujer en las culturas de Occidente y la musulmana?

No sé… No sé mucho sobre los movimientos de mujeres feministas en países musulmanes. Sé que algunas se juegan la vida y que muchas están en la cárcel. Sé que hay que tener un formidable deseo de justicia y un valor casi sin calificativo para ser feminista en estos países.

¿Qué recepción tiene entre los estratos populares el discurso sobre  los derechos de la mujer?

Una enorme resonancia. Son las clases medias y altas las que tienen dificultades con el discurso y los aportes del feminismo. Claro, porque las clases populares no tienen nada que perder y todo para ganar y esto lo entienden muy  rápido. ¿Qué puede perder una mujer popular cuando se da cuenta de que puede construirse como sujeta de derechos, que tiene derechos sexuales y reproductivos, que el fallo de la Corte Constitucional C/355 le permite abortar si la violan… etc…En cuanto a las de estratos altos, lo entienden solo después de una desgracia personal. En fin, es más complicado que esto pero las más activas líderes feministas vienen en su gran mayoría de los estratos 2 y 3.

¿Cuáles son los obstáculos que frenan el movimiento por la igualdad de  derechos de las mujeres en Colombia?

La cultura patriarcal evidentemente, ayudada por los poderes de las religiones y particularmente en Colombia de la religión católica. Es un fuerte trabajo sobre los imaginarios culturales que es hoy día lo más importante y urgente trabajar. También por supuesto es absolutamente necesaria voluntad política y presupuestos sensibles al género.

¿Cómo califica el papel del Instituto de  Bienestar Familiar en la labor de protección de la familia en Colombia?

No sé… En general no muy solidario con los aportes del feminismo… pero acaba de cambiar de dirección y tal vez va a cambiar… 

¿Con respecto al aborto, cómo evalúa la conducta pública de la Procuraduría General de la Nación en este tema?

Todas las feministas y muchos intelectuales del país afortunadamente, nos encontramos en una fuerte campaña para obstaculizar a como de lugar la reelección de este señor que se equivocó de profesión…y que insta a no cumplir con los dictados de la Constitución en materia de derechos sexuales y reproductivos, en materia de respeto a la diversidad sexual, un señor homofóbico y misógino…Afortunadamente, creo que tenemos aún una Corte Constitucional decente en materia de derechos para las mujeres y para la población LGBTI.

¿Cuál es su diagnóstico sobre la violencia de género en el país?

Espeluznante, desastrosa y de una inmensa tristeza. Esta situación, las estadísticas y los estragos que provocan las violencias en contra de las mujeres, debería hablar a los hombres y hacerlos reaccionar…Cada tercer día en Colombia, una mujer muere bajo los golpes de un hombre…Esto hay que saberlo, hay que comentarlo y hay que debatirlo.

¿Considera que los organismos de control del Estado pueden mostrar avances en el control de la implementación de la ley de protección de la mujer contra la violencia?

Ya la respondí, desde la voluntad política y presupuestos sensibles al género.

¿Qué avances observa  con respecto a la cuota de participación de la mujer en los cargos públicos?

Pocos avances… Más bien muy pocos. Sin embargo, ahí están algunas mujeres valientes en este mundo de patriarcas y no hay duda que seguiremos avanzando a nuestro ritmo hasta poder hablar de paridad y no más, nunca más de pobres cuotas… Colombia se denomina como democracia participativa… ¿qué es una democracia participativa en un país que tiene 52 por ciento de mujeres?, le pregunto.

Tomado de: http://www.laopinion.com.co/noticias/index.php?option=com_content&task=view&id=393935&Itemid=93

Licencia del artículo: Copyright - Titular de la Licencia de artículo: La Opinión

Comentarios, sugerencias y opiniones sobre esta entrada y sobre el contenido del blog, por favor escribir al correo electrónico: aliciaguevara10@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...