Páginas vistas en total

jueves, 24 de mayo de 2012

'Violencia sexual es el lado oscuro de Colombia': relatora de la ONU


Por: Jineth Bedoya Lima 

Hace 10 años que la Oficina de la Representante de la ONU sobre abuso no visitaba el país.

Durante cuatro días, la representante especial de las Naciones Unidas sobre Violencia Sexual en los Conflictos, Margot Wallström, escuchó de primera mano el testimonio de las mujeres víctimas del conflicto en Colombia.

La oficina de la relatora, que hace 10 años no recibía una invitación de la Cancillería para revisar los temas de violencia contra las mujeres, también diálogo con varios funcionarios del Gobierno. En entrevista con EL TIEMPO habló de lo que encontró.

¿Qué panorama halló?

Colombia es un país de contrastes. Por un lado, muchos recursos, pero también una pobreza que lleva a retos sociales y económicos enormes. Un país moderno, pero que tiene un récord de una historia muy negra. Encontré tantos problemas con las mujeres, tanta cultura machista... He visto la diferencia entre una legislación ambiciosa y la falta de implementación porque no hay la capacidad y la habilidad para implementarla a niveles regional y local.

¿Cómo le fue en las reuniones con las víctimas?

Nos reunimos con sobrevivientes de crímenes de violencia y con las organizaciones de mujeres y, después de escuchar los relatos de estas valientes que han sido atropelladas, queda claro que el tema de violencia sexual es el lado oscuro de Colombia. Es inaceptable y no va a ayudar a Colombia a llegar a la paz. Lo peor es que las mismas mujeres están siendo culpadas de esto. Y, lamentablemente, es una historia de mujeres que no están siendo escuchadas: cuando van a la Policía o a los hospitales, no son respetadas como mujeres.

¿Qué la impactó más?

Que las mujeres sigan temiendo por sus vidas. Que sus hijos también hayan sido víctimas de abuso y estén bajo amenaza. Hay que entender que esto no solo implica la sexualidad.

¿Quiénes son los mayores perpetradores en Colombia?
En la mayoría de las historias, los causantes son los paramilitares o grupos armados ilegales. De allí viene la mayoría de perpetradores. Pero cuando ellas buscan ayuda y seguridad de la Policía y la Fuerza Pública, no está esa seguridad. Ellas no se sienten respetadas, escuchadas o que reciban la protección que necesitan. Muchas veces se burlan de ellas y son humilladas cuando tratan de reportar casos de violación.

¿Hay alguna sugerencia para esto?

Algo que hay que discutir es que debemos crear unidades de familia dentro de la Policía para que atiendan los casos. Que sean solo mujeres policías, tengan un entrenamiento especial y sepan cómo registrar violencias, cómo entrevistar a una víctima y cómo hacerle seguimiento. Podemos hacer un proyecto piloto en alguna parte, lo mismo que en el sector salud.

¿Las leyes que se han sancionado (tierras, víctimas) tendrán impacto en las mujeres?

Creo que el gobierno de Colombia tiene que ser felicitado por haber puesto legislaciones importantes y ambiciosas sobre la mesa, especialmente en violencia sexual, restitución de tierras y reparación. Esta es una señal de liderazgo del Gobierno, pero su implementación debe ser igual de buena porque tiene que cambiar la realidad de las mujeres en las regiones. Aquí es donde creo que la capacidad y los recursos no existen aún, y donde nos hemos ofrecido a ayudar con los registros de casos y otros aspectos. La impunidad es el mayor problema.

Precisamente, el tema de la impunidad ha sido una de sus mayores preocupaciones...

Las Naciones Unidas siguen preocupadas por la continua violación de derechos humanos, incluyendo los altos porcentajes de violencia sexual en todo el mundo. Desde que comencé este trabajo, hice que mi prioridad fuera la pelea contra la impunidad de crímenes de violencia sexual en el conflicto. Durante mucho tiempo, las mujeres han sido víctimas y caminan con pena mientras los perpetradores caminan con libertad. Creo que la violación debe tener sus consecuencias y que la acusación es parte de la prevención.

¿Cree que Colombia ha tomado conciencia sobre el problema de violencia sexual o, por el contrario, sigue siendo un delito invisible?

La violencia sexual relacionada con el conflicto armado sigue siendo un crimen invisible en varios contextos, incluyendo Colombia. Sabemos, por medio de otros países en postconflicto, que actos de violencia sexual cometidos durante el conflicto tienden a continuar mucho después de que las armas quedan en silencio. En Bosnia y Herzegovina, casi 17 años después de la guerra, miles de mujeres que fueron violadas durante la guerra todavía no han visto justicia. Esto no ayuda al futuro sostenible del país.

* Subdirectora de Justicia

Tomado de: http://www.eltiempo.com/justicia/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-11848151.html

Imagen tomada de: http://www.eltiempo.com/justicia/IMAGEN/IMAGEN-11848152-2.jpg

Licencia del artículo: Copyright - Titular de la Licencia de artículo: ELTIEMPO.COM

Comentarios, sugerencias y opiniones sobre esta entrada y sobre el contenido del blog, por favor escribir al correo electrónico: aliciaguevara10@gmail.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...