Páginas vistas en total

domingo, 8 de julio de 2012

Carta abierta de la Campaña Ni Una Más!!! A la Revista Aló




Nosotras y nosotros somos un grupo de mujeres y hombres que iniciamos una campaña contra las violencias hacia las mujeres a partir de la denuncia del caso de la violación, tortura y asesinato de Rosa Elvira Cely.

Cuando nos referimos a violencias, entendemos que no sólo la violencia física es un manera de reducir a las personas, sino que también la difusión de estereotipos segregadores y el uso del lenguaje se constituyen en dos de las armas más poderosas de las y los agresores.

Sabemos que en su revista, por principio, no se atenta contra la libertad de prensa y esa no es nuestra petición, pero si consideramos que todo medio debe establecer unos criterios editoriales mínimos basados en el respeto, el valor de la vida y la integridad de todas las personas. Además sabemos que una buena parte de las personas que acuden a su medio son mujeres, y que por ende, el respeto, la promoción, y una postura clara frente a las violencias hacia las mujeres, debe ser norma de su publicación.

Por eso rechazamos que personas como la señora Azcárate cuenten con la disponibilidad de su revista para hablar de la forma discriminatoria y sectaria contra las mujeres con sobrepeso, en especial en un momento en que el país parece apelar a una fuerte conciencia alrededor del maltrato a las mujeres, y parece abrirse de forma esperanzadora a la diversidad y la diferencia, y empieza a exigir medidas efectivas alrededor del asunto. Esto, como entenderán ustedes, después de muchos años de violencias étnicas, sexuales, religiosas, políticas y económicas de toda índole en el país, se constituye en un camino de construcción de otra Colombia posible, que no pocas veces se ve saboteada por actitudes atávicas y simplistas como la de la señora Azcárate.

Conocemos de casos de agresión horrendos contra niñas y niños obesos en las instituciones educativa, que van desde maltrato psicológico hasta agresión física, e incluso sexual, alimentada por esos imaginarios de una sociedad ultra-delgada que a la más grosera manera eugenésica decide quién debe vivir o morir en una sociedad. De esas posturas que consagran la belleza como última búsqueda del ser humano, hemos tenido las más brutales experiencias históricas como el nazismo, episodio censurable que como seres humanos no podemos ni siquiera evocar salvo para alejarnos diametralmente de ello.

La importancia de ser incisivas e incisivos en estos es que el drama de las personas que sufren obesidad es considerado seriamente por muchas sociedades como un problema colectivo que ha llevado a reflexiones sobre la calidad de vida de las personas, asunto en el que como país nos encontramos en mora. Pero también como argumento, está la constatación de que el sobrepeso no implica en absoluto una condición reductora de capacidades, sentimientos, sexualidades, sociabilidades y demás potencialidades humanas. No existe ninguna razón, ni científica, ni social, ni psicológica para considerar a las personas obesas como inferiores. Y así como su revista abre sus puertas a voces como las de la señora Azcárate, también debe ser idónea a la hora de promover la vida y el respeto por los seres humanos en toda su diversidad. Ya que no todas las voces tienen igual acceso a ser publicadas en su revista, por lo menos su compromiso mínimo como editores es que aquellas personas silenciadas, vulneradas, discriminadas, no sean atacadas desde sus tribunas.

Creemos que un medio de comunicación puede ser divertido, puede hablar de los asuntos más elevados como de la cotidianidad, pero siempre con responsabilidad, nunca de manera peyorativa, y menos con la promoción de cualquier forma de violencia. Creemos que la responsabilidad periodística debe ir más allá del mercadeo hacia una ética de la vida. Creemos que los medios deben cuestionar abiertamente columnistas y periodistas que promuevan cualquier forma de discriminación o que banalicen problemáticas álgidas de una sociedad, en intentos fútiles de parecer simpáticos, audaces o irreverentes. Creemos que las lectoras tenemos derecho a revistas para mujeres con calidad literaria y temática sin ser insultadas o discriminadas.

¡¡¡¡¡POR UNOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN COMPROMETIDOS CON UNA SOCIEDAD SIN VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES!!!!

NI UNA MÁS!!!! NUNCA


Imagen tomada de: Campaña Ni Una Más

Licencia del artículo: Creative Commons - Titular de la Licencia de artículo: Campaña Ni Una Más.

Comentarios, sugerencias y opiniones sobre esta entrada y sobre el contenido del blog, por favor escribir al correo electrónico: aliciaguevara10@gmail.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...