Páginas vistas en total

viernes, 20 de julio de 2012

El Feminicidio


Por: maruyita 
 
El feminicidio es un campo de investigación relativamente nuevo. Este término hace referencia al homicidio evitable de mujeres por razones de género. Según el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio en México, El feminicidio, se entiende como un fenómeno social, cultural y político que atenta contra la vida de las mujeres. Este fenómeno se refiere al asesinato de mujeres por parte de hombres que las matan por el hecho de ser mujeres, expresan situaciones extremas de violencia contra las mujeres y niñas.

El concepto Femicidio fue desarrollado por la escritora estadounidense Carol Orlock en 1974. Comienza a ser utilizado en 1976 en Bruselas por la feminista Diana Russell, ante el Tribunal Internacional de Los Crímenes contra las Mujeres.

A lo largo de la historia, la mujer ha sufrido todo tipo de agresiones contra su integridad física, psicológica y su vida. Millones de mujeres son violadas, asesinadas y maltratadas. Hay cierta complicidad y tolerancia a estos crímenes, además de un sistema judicial laxo y anticuado y una sociedad indiferente. Ser mujer en muchas sociedades (orientales especialmente) la mujer es un ser inferior, sin libertad y sin derechos. Dentro de la religión, la mujer debe ser “dócil y sometida” al amparo del hombre, dentro del capitalismo la mujer es un bien de consumo, en China es mejor no nacer mujer. En las guerras y en conflictos armados la mujer es botín de guerra… y así muchos casos donde los derechos de la mujer son potencialmente vulnerados.

Sin embargo la mujer poco a poco ha ido ganando un espacio y haciendo que se reconozcan sus derechos, pero el precio es muy alto. Millones de mujeres muertas, violadas, mutiladas, maltratadas… han sido necesarias para hacerse oír, para poder tener un espacio en la justicia, para que sus derechos sean respetados.

El día de la mujer (8 de marzo) paradójicamente se celebra la muerte, el asesinato de 146 mujeres en New york[1], quienes reclaman sus derechos laborales a comienzos del siglo XX. Y de allí otras conquistas se han logrado: el derecho al voto, a la educación, al trabajo bien remunerado y en igualdad de condiciones que los hombres, a ser madres, al aborto, etc.

Pero la violencia contra la mujer sigue siendo un tema recurrente y más evidente. No porque antes no pasara, sino porque hay otra guerra que se está ganando, contra el miedo. Cada vez más mujeres se están arriesgando a denunciar y digo arriesgando, porque la valiente mujer que se atreve a denunciar el maltrato familiar y violaciones, no solo debe enfrentar su tragedia sino que debe someterse a una justicia sin los protocolos ni los instrumentos jurídicos necesarios para atender estos casos.

Las mujeres víctimas son sometidas a vergonzosos interrogatorios, quedan expuestas a sus agresores o simplemente no son escuchadas y sus denuncias no son tenidas en cuenta porque no se consideran “delitos” o no merecen la atención de la justicia. Además estos casos son aprovechados por medios de comunicación amarillistas y sensacionalistas que poco conocen del derecho a la intimidad, la moral y la dignidad humana, en cambio si alimentan sus ingresos con el morbo de sus lectores.

Los casos de feminicidios son alarmantes no solo por el número de victimas, sino por las formas como estos ocurren. Descuartizadas, ahogadas, empaladas, maceradas (machete, martillo, hacha, palo), asfixiadas, quemadas con acido, degolladas, estranguladas, incineradas, golpeadas, apuñaladas y baleadas Teniendo en cuenta que antes que estos casos sucedan hay un tiempo donde la mujer es abusada física y psicológicamente hasta que se termina con su vida. Por eso se habla de Feminicidio, muerte de mujeres que se pudo evitar, porque hay un historial, hay señales y motivos (generalmente pareja o expareja) que alertan sobre un final fatal.

En Colombia según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses[2], en el 2010 se registraron 89.436 casos de violencia intrafamiliar, 4.426 menos que en el 2009, año en el que se conocieron 93.862. Las mujeres en su mayoría son las victimas más frecuentes con el 78% de los casos. La violencia de pareja fue el contexto del hecho que ocupó el primer lugar con 57.875 casos, seguido de la violencia entre otros familiares (16.199 casos), violencia a niños, niñas y adolescentes (13.731 casos) y, por último, la violencia al adulto mayor (1.631 casos).

Según el presunto agresor, el comportamiento de la violencia de pareja, mostró que los com­pañeros permanentes con el 41% ocupan el primer lugar, seguido de los esposos (as) con el 25%. Los ex compañeros(as) permanentes se ubican en el tercer lugar con el 16,3%. En cuanto al mecanismo causal de la lesión, los elementos contundentes ocuparon el primer lugar con el 78%. Es importante resaltar, en este punto, que el 22% restante se encuentran en las categorías: corto punzante, cortante y corto contundente, que habla de casos especiales de violencia de pareja a intervenir de manera urgente debido a la gravedad de la intencionalidad de la agresión.

Estas cifras realmente son alarmantes y deben prender las alarmas hacia la toma de medidas que propendan por la defensa de los derechos humanos de las mujeres.

Notas:

[1] El número de mujeres y la fecha del acontecimiento varía según la fuente. Algunos hablan de 129 mujeres muertas.
[2] Informe “Forensis” 2010. Consultar en http://www.medicinalegal.gov.co


Licencia del artículo: Copyright - Titular de la Licencia de artículo: SEMANA.COM

Comentarios, sugerencias y opiniones sobre esta entrada y sobre el contenido del blog, por favor escribir al correo electrónico: aliciaguevara10@gmail.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...